Tras el triunfo en Yuncos de la semana pasada, el Hogar Alcarreño se presentaba en Cebolla con la intención de obtener los tres puntos en juego, para seguir escalando posiciones en la tabla y sobre todo para seguir afianzando su juego y tener cada vez más confianza en lo que se hace.

Y así en un buen partido, que siempre tuvo controlado, venció a un Torpedo que no pudo hacer bueno el dicho de “entrenador nuevo, victoria segura”, si bien mostró mejores maneras que en confrontaciones anteriores y aguantó las acometidas de un Hogar que terminó venciendo por 1-2 y que sin embargo pudo, finalmente, ampliar esa diferencia en el marcador, tras haber desaprovechado hasta cinco contragolpes claros cuando el cuadro rival se lanzó en busca del gol del empate a la desesperada.

Con esta victoria el conjunto blanquiazul suma tres victorias consecutivas, las dos últimas seguidas fuera de casa y además remontando marcadores adversos. Suma 10 puntos y se sitúa tercero en la clasificación, por detrás de sus enemigos de la pasada campaña, Illescas y Quintanar.

Desde el minuto uno el Hogar Alcarreño fue superior a un Torpedo-66 que fiaba toda su suerte a una tupida defensa y rápidas salidas al contragolpe, con mucha mayor intensidad y ganas que en partidos precedentes, especialmente motivados por su nuevo técnico, Juan José Rodríguez.

Ante ello el Hogar respondía con una magnífica presión e infinidad de robos de balón, una estupenda labor de conjunto y un Bata estelar, con seguridad el mejor jugador sobre el terreno de juego.

Como apuntábamos la semana pasada el cuadro de Aitor Gómez va claramente a más y aunque todavía hay que seguir trabajando algunas pequeñas lagunas, lo cierto es que va alcanzando un mejor nivel y consiguiendo la confianza necesaria para competir ante cualquier rival.

Sin embargo, de forma inmerecida, en una jugada de contragolpe es el Torpedo quien se adelanta en el marcador merced a un tanto obtenido por Vázquez de perfecta vaselina, batiendo a Yony en su salida.

Ello no amilanó al Hogar que siguió jugando con seguridad y fe en su juego y así, nueve minutos después conseguía igualar gracias a un gol de Cristian, tras recoger un balón que lanzado por Bata se había estrellado en la cepa del poste.

Al descanso se llegaba con empate a uno en la seguridad que los forasteros habían merecido un mejor resultado.

En la reanudación no cambiaron las tornas y no hubo que esperar mucho para que los alcarreños se pusieran por delante y sería gracias a una perfecta jugada de Bata por la izquierda, driblando a dos contrarios, y consiguiente penetración en el área enemiga donde batía al portero en su desesperada salida.

A partir de ese momento el Torpedo-66 da un paso adelante en busca del empate, si bien no creó jugada de peligro alguna, en tanto que el Hogar, como ya hemos dicho, desaprovechó hasta cinco jugadas de contragolpe claras para haber cerrado el partido.

Como nota negativa a destacar, la lesión de Baeza en el minuto 41, cuando estaba haciendo un buen partido en la parcela central. Fue sustituido por Guille Atance y habrá que esperar a ver como evoluciona, si bien todo parecía indicar que será menos de lo que en un principio pareció.

El próximo compromiso del cuadro blanquiazul el día 6 ante el U.D. Cobeja, en Guadalajara.

FICHA DEL PARTIDO

ALINEACIONES:

A.D. Torpedo-66:Álvaro, Gómez, Carretero, García, Álvarez, Machuca, Fernández, AArón, Vázquez, Raboso y Castro. También jugaron Rufo, Delgado y Paco.

Hogar Alcarreño: Yony; V. Iruela, Salillas, Mayordomo, Borja; Baeza, Escamilla, Abass, Andreje, Bata y Cristian. También jugaron Guille Atance, Tomás, Fernando Cuenca, Medina y Ardi.

GOLES: 1-0, Vázquez. 1-1, Cristian. 1-2, Bata.

ÁRBITRO: Marcos Rivilla del colegio castellano-manchego.

INCIDENCIAS: A.D. Torpedo-66 y A. D. Hogar Alcarreño-ACAI Motor se han enfrentado en el municipal de Cebolla, en partido correspondiente a la quinta jornada del Campeonato Regional de Liga en su Primera división Preferente, grupo II. Al final del encuentro se llegaba con el resultado de 1-2, tras haber superado descanso con empate, 1-1 Se dieron cita 240 espectadores, con una nutrida presencia de seguidores visitantes.

En los prolegómenos del encuentro, Carlos Cuenca, presidente del Hogar Alcarreño, hizo entrega a directivos del club local, encabezados por su presidente, de varios lotes de libros, donados por jugadores de la cantera del club, destinados a la Biblioteca Pública de Cebolla, como saben muy afectada con ocasión de las inundaciones sufridas días pasados. Igualmente se entregaba una aportación económica destinada a la fila cero del partido disputado entre Torpedo-66 y Talavera, para colaborar con los múltiples daños ocasionados por las mencionadas inundaciones.