Futbol: Regional Preferente (Grupo II)

EL HOGAR ALCARREÑO

PIERDE SU PRIMERA FINAL

 

            Después de dos victorias consecutivas, el cuadro dirigido y preparado por Aitor Gómez iniciaba, en el Complejo Deportivo Fuente de la Niña, su particular recta final de campeonato, en la que debía afrontar once finales, al decir de su entrenador. La primera ante un Quintanar que, si bien no es el bloque potente y aspirante a todo de pasadas campañas, no deja de ser un equipo compacto, homogéneo, de juego especialmente físico  y con mucho oficio, que llegaba a Guadalajara con la intención de amargar las ilusiones locales y sumar puntos para seguir encaramado a los puestos de honor, de los que ha quedado ligeramente descolgado.

Al igual que contra el Torpedo-66, la confrontación se jugaba en la matinal del domingo, una matinal soleada que invitaba a jugar al fútbol y en la que los muchos espectadores presentes pudieron presenciar bonitas y espectaculares acciones que finalmente llevaron al triunfo del cuadro visitante por el resultado de 2-3.

Desde el inicio es el Hogar quien pretende llevar la manija del encuentro, pero una llegada del Quintanar sin aparente peligro, en el minuto cinco, termina con un disparo que despeja Jony, con tan mala fortuna que cae a pies de Cristian Jiménez, que anota el primer tanto de la mañana.

Esto espolea a los blanquiazules que no parecen descomponerse y buscan el portal enemigo en busca del empate, sin embargo, diez minutos después del primer gol, llega el segundo tanto forastero, en otra jugada sin peligro en la que no se entienden defensores y guardameta y las dudas las resuelve Iván Muñoz, que pone el 0-2 en el electrónico, para sorpresa de propios y extraños. El Quintanar en dos llegadas marca dos goles sin haber hecho mucho para obtenerlos, salvo saber aprovechar los errores locales.

El Hogar, ahora, es un manojo de nervios y aunque se lanza en busca del portal toledano, lo hace más con el corazón que con la cabeza. Abass y Cuenca cuentan con sendas ocasiones, pero el balón no quiere entrar en el portal defendido por Santos.

Para colmo de males, en el minuto 30 es expulsado rigurosamente Bata por tratar de recuperar un balón retenido por un contario, al que empuja para arrebatárselo y poder sacar la correspondiente falta. Con una amarilla hubiera sido más que suficiente, pero el colegiado opta por mostrarte tarjeta roja.

Esto espolea a los de Aitor Gómez que pese a todo ponen cerco al marco rival. Un rival que defiende con todo su renta conseguida con el mínimo esfuerzo.

Y así se llega al final de los primeros cuarenta y cinco primeros minutos, sin olvidarnos de la expulsión de Jesús Sánchez, pocos segundos antes, por acumulación de tarjetas amarillas.

En el segundo tiempo, con la charla del entrenador, la salida de Braun y los equipos igualados en cuanto a número de efectivos sobre el terreno, es el Hogar quien se erige en dueño y señor de la contienda. Guille Atance pone rigor en el centro de campo y comienza a abrir a las bandas, que una y otra vez ponen balones en el corazón del área, con poca suerte en los remates locales.

“Pero tanto va el cántaro a la fuente…” que al final Cristian Jiménez comete un claro penalti sobre Braun, siendo el último defensor. Penalti y expulsión. Lanzado por Salillas vale por el 1-2 cuando restan 30 minutos por disputarse y el Hogar juega ahora en superioridad numérica.

El Quintanar renuncia total y absolutamente al ataque, cierra líneas sobre su portero y pierde todo el tiempo que puede. El Hogar, por su parte, atosiga y agobia al guardameta rival, Santos. El gol se canta en varias ocasiones y Jorge marra la ocasión más clara del partido, solo bajo palos.

Pese a todo, en el minuto 81, será Mayordomo quien de perfecto testarazo, tras el saque de un córner, anote el empate para el Hogar Alcarreño. Lo más difícil está hecho. Faltan 9 minutos de juego efectivo más la prolongación.

El Hogar, con superioridad numérica y tras levantar un 0-2, debe irse a por el triunfo ante un Quintanar agotado, con un jugador menos y la moral resquebrajada tras ver cómo se le escapaba una clara renta a favor.

Sin embargo, la veleidosa no estaba de parte hogareña y en una jugada intrascendente, tras el saque de centro, es el meta Jony, quien en su afán de ganar tiempo al tiempo y espolear a sus compañeros, sale decidido a por el esférico que se encuentra casi en el banderín de córner. Allí falla y deja el esférico a placer para que Busto anote el 2-3, en la única llegada del Quintanar en toda la segunda mitad. Todas las ilusiones rotas.

Los de Aitor siguen atacando, pero el gol visitante ha supuesto un durísimo mazazo y en una contra tiene que ser Jony quien, en un mano a mano espectacular, aborte el que hubiera sido cuarto tanto visitante.

Los blanquiazules lo intentan hasta el final, pero el marcador ya no se movería, escapándose los puntos a Quintanar de forma irremediable.

El próximo rival para el cuadro alcarreño, el C.D. Illescas, segundo clasificado del grupo II de Regional Preferente ante el que los blanquiazules disputarán la segunda de sus particulares finales, en un partido que promete grandísimas emociones en la que será vigésimo quinta jornada del Campeonato.

FICHA DELPARTIDO

ALINEACIONES:

Hogar Alcarreño: Jony; V. Iruela, Salillas, Mayordomo, J. Iruela; Guille, Bata, Escamilla, Cuenca, Juan Rojo y Abass. También jugaron Braun, Jorge, Borja, Ballesteros y John.

C.D. Quintanar: Santos; Mario, Roberto, Aarón, Serrano, Jesús, Moreno, Barrios, Cristian Jiménez, Escudero e Iván Muñoz. También jugaron Parrilla y Busto.

GOLES: 0-1 Cristian Jiménez. 0-2 Iván Muñoz. 1-2 Salillas. 2-2 Mayordomo. 2-3 Busto.

ÁRBITRO: ­Abad García-Morato, del colegio castellano-manchego.

INCIDENCIAS: A. D. Hogar Alcarreño y C.D. Quintnar se han enfrentado en el Complejo Deportivo Municipal Fuente de la Niña, en partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada del Campeonato Regional de Liga en su Primera división Preferente, grupo II. Al final del encuentro se llegaba con el resultado de, 2-3 tras haberse superado el descanso con, 0-2 en el marcador. Se dieron cita 300 espectadores.