EL HOGAR ALCARREÑO, 1-0,

CAE EN CABANILLAS

 

Definitivamente no se le dan bien los derbis provinciales al Hogar Alcarreño y por unas razones o por otras suele dejarse puntos que pueden ser importantes al final de la competición.

Después de nueve jornadas imbatido, los blanquiazules caían derrotados en su desplazamiento al Ramiro Almendros de Cabanillas, en un partido en el que la iniciativa siempre corrió a cargo del cuadro de la capital que contó con infinidad de ocasiones, que no se materializaron por mala fortuna ante el marco rival y principalmente por la portentosa actuación del meta local, Riky, que se convirtió, sin duda, en el héroe de su equipo.

El primer tiempo fue de claro dominio del Hogar, con incursiones por banda, tanto de Braun (magnífico partido el suyo) como de Ballesteros y remates de Juan Rojo, Bata, y el propio Braun, que no subieron al marcador por mala suerte y por las primeras intervenciones de mérito de Riky.

Y así las cosas se llega al minuto 42 en el que Braun se interna en el área, franco para el remate, siendo arrollado literalmente por un defensor del equipo blanquillo, sin que el colegiado quisiera señalar el clamoroso penalti cometido sobre el jugador del Hogar Alcarreño, un Hogar que siguió atacando y poniendo cero al portal cabanillero hasta el final del primer periodo, al que se llega con el empate a cero inicial.

En la reanudación el conjunto dirigido por Miguel Ángel López (Aitor Gómez está sancionado) salió en tromba y en los cinco primeros minutos cuenta con seis ocasiones claras de gol, (tiro al poste de Bata incluido), que no llegaron a subir al marcador por verdadera mala fortuna y por el recital del portero del Sporting, que recordó sus mejores días en la Tercera División asturiana.

Pasan los minutos y el Hogar sigue poniendo cerco al área local, se le anula un gol por claro fuera de juego de Borja y el colegiado continúa perjudicando con sus decisiones al equipo visitante, dando un recital de pito innecesario y generalmente a destiempo.

Transcurren los minutos y los locales comienzan a perder tiempo, dando por bueno el resultado, en tanto que en el Hogar comienza un carrusel de cambios que no dieron, en ningún, caso el fruto apetecido, convirtiéndose el final de la contienda en un correcalles que beneficiaba mucho más a los blanquillos, quienes sorprendentemente conseguían el gol de la victoria en el minuto 93, merced a un cabezazo inapelable de Palero en el segundo palo, libre de marca, en un saque de esquina.

Pitido final y el Hogar Alcarreño que ve como se rompe su racha de magníficos resultados, en un partido en el que mereció muchísimo más, pero el colegiado de turno, el portero local y la mala suerte lo impidieron.

En cuanto al Cabanillas, hizo el partido que le convenía, lucharon, bregaron y supieron aprovechar la única clara ocasión que tuvieron, para conseguir una victoria que les acerca cada vez más a la salvación matemática de la categoría.

En el cuadro blanquiazul destacar la extraordinaria actuación de Guille Atance, que dio todo un recital de juego sobre el Ramiro Almendros, erigiéndose en el mejor jugador de los forasteros junto a Braun.

El próximo rival para el Hogar Alcarreño, el C.D. Torrijos, líder del grupo, en el Complejo Municipal Fuente de la Niña, en la que será decimonovena jornada del campeonato en un encuentro que promete grandes emociones.

FICHA DEL PARTIDO

ALINEACIONES:

  1. Cabanillas: Riky; David, Samuel, Fuentes, Valero, Najim, Palero, Juan Alonso, Guerra, Aylagas y Javi. También jugaron Merino, Kun. Ortega y Montes.

A.D: Hogar Alcarreño: Jony; V. Iruela, Salillas, Mayordomo, Borja, Guille Atance, Escamilla, Bata, Braun, Ballesteros y Juan Rojo. También jugaron Abass, Cuenca, Baeza y Jorge

GOL: 1-0, Palero.

ÁRBITRO: García Carpintero, del colegio castellano-manchego.

INCIDENCIAS: Sporting Cabanillas y A. D. Hogar Alcarreño se han enfrentado en el municipal Ramiro Almendros de Cabanillas, en partido correspondiente a la décimo octava jornada del Campeonato Regional de Liga en su Primera división Preferente, grupo II. Al final del encuentro se llegaba con el resultado de, 1-0 tras haberse superado el descanso con empate a cero en el marcador. Se dieron cita 300 espectadores.